Encontrate con tu voz en épocas de cuarentena

“Tratar de seguir la rutina”, he leído. “No dejemos de hacer lo que nos gusta”

Hay que: levantarse y bañarse, vestirse, continuar con el día “como siempre”…

No cortar en lo posible con tus actividades, no suspender momentos de esparcimiento, ocio, creatividad, sociabilizar, aprender cosas nuevas.

Y de repente un día tenés una clase de cocina online, 6 u 8hs de trabajo frente a la computadora, 34 videollamadas, yoga, meditación guiada, en algunos casos la tarea que llega por e-mail para lxs más chiquitxs… Miraste el reloj: las 12 de la noche . Ni vos sabés cómo pasó, recién cenaste.

Pero pará: ¿No ibas a canto??

Una vez a la semana ibas a tu clase de entrenamiento vocal. Te sacabas los zapatos, compartías tal vez un mate y empezabas. ¿Que pasó?
Durante la cuarentena comenzamos a des-cubrir la ilusión de “poder continuar nuestra rutina”

No es lo mismo cantar en mi clase con mi docente (pudiendo une sentirse avergonzade incluso en ese contexto) que cantar en mi casa con mi familia/pareja/vecinxs dando vueltas por ahí.

A lo mejor aún dormís en la misma habitación que tus hermanxs.
¿Sabían ustedes que hubo alumnes en nuestra historia que ni siquiera contaban que venían a canto?

  • Una vez un alumno me contó que, casi durante un año, dijo que venía a clases de matemática.
  • También conocí el caso de una alumna que le decía a su pareja que se iba de compras…y venía a su clase semanal.
  • ¿Sabías que hay alumnes a les que sus familias les dicen que están “perdiendo el tiempo”? Sí. Que pueden invertir su dinero en algo mejor.
  • Y tuve algunas alumnas que me avisaban al principio de las primeras clases “que para su familia” cantaban mal. Entonces le preguntaban ¿para que iba a ir a canto? No había arreglo. Pero ellas venían igual.

Hubo otros casos a lo largo de 8 años, en les que fueron reprimides con cualquier excusa, y debieron dejar de cantar. Incluso fueron burlades por tener la intención de compartir algo de su voz cantada en redes sociales.

Todas son historias reales. Ahora es cuando nos preguntamos: ¿Seguir la rutina cómo? ¿Dónde? ¿Cuándo y con qué elementos?

Entrenar tu voz, “vocalizar” es fundamental para cualquier persona que trabaje con ella… EN CONDICIONES HABITUALES.

Si no estás pudiendo por la razón que sea no te aflijas, no te pasa solo a vos.

No lo hagas, déjalo para mas tarde y probá haciendo otra cosa. Podés conocer artistas nueves en SoFar, Npr Music, Stories, BBC Live Lounge.

Investigar películas musicales, aprender teoría/lenguaje musical.

Tal vez te enganche mirar videos de productores musicales (recomiendo Nico Astegiano o Jaime Altozano) o shows en vivo.

Y si en algún momento quedás solx, aprovechá y ¿vocalizá? No…¡Cantá! Conectate con vos y tu voz cantada.

Pone un karaoke, usá una pista vieja que tengas o sino a cappella directamente.

Cantá un rato y observemos. ¿No te sentís mejor?
Ah! Pero están los vecinos… Y no sabemos cuando salen a hacer las compras.

Te dejamos unos TIPS muuuuy caseros que con ayuda (algunos técnicos de sonido nos han dado el ok) hemos pensado para que puedas resolver todo esto momentáneamente.

  • Colchón (no sommier por el peso, a menos que… lo quieras intentar) sobre la puerta. Lo levantás y lo apoyas parado tapando la puerta.
  • Frazadas
  • Cubrecamas
  • ¿Goma espuma o telgopor? También. Vale para tapar las ventanas.
  • Alfombras
  • Dato: mejor si el piso es de madera
  • Cortinas pesadas.

¡Mucha tela!

Parece un montón lo que te aconsejo pero a lo mejor lo vale… por el ratito de felicidad que sientas cuando te escuches, sea como sea, el nivel que creas que tengas. Lo importante es que puedas hacer… No mucho, un montón. Solo poder darte el gusto por un ratito.

Sigamos generando espacios de compañía con música.
Ey! ❤️ ¡Contás con nosotres!
Abrazo fuerte virtual.
Camila.

Compartir esta nota

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Abrir chat
Powered by